La naturaleza como Aula

La naturaleza como Aula

La naturaleza como Aula

Estamos en verano, nuestros niños de dos y tres años en unas semanas se irán de vacaciones para después ir a su
“nuevo cole de niños grandes” y nosotros queríamos aprovechar estas semanas y disfrutar de ellos más que nunca. Celebrar que ya son pequeños autónomos,  también unos grandes trepadores, que ya pueden caminar distancias más largas. De su madurez y de su conciencia del medio que les rodea.

Pensamos en parques, pensamos en Playa, opción que es de nuestras preferidas, pero teniendo en cuenta que nuestra escuela esta a dos calles de la playa de Las Canteras y casi todas nuestras familias la visitan a diario nos apetencia poder ofrecerles otro escenario. Que pudiesen explorar y experimentar desde la novedad. Es por ello que todo nos llevó a convertirnos por días en una Waldkindergartens o Escuelas del Bosque. ¿Las conoces?  ¡Estamos seguros de que te van a encantar! :) Aquí te dejamos un poco de información ilustrada con imágenes nuestras del día de ayer en Osorio <3

“En las Escuelas del Bosque no hay juguetes, no hay pupitres, ni pizarras, ni deberes. el núcleo de la actividad de las niñas y niños es siempre el juego libre, en el que pueden explorar, crear y moverse según les pida el cuerpo.Los adultos están cerca, pero no guían el juego. Tampoco hay juguetes comerciales, a lo sumo un cubo y una pala.Porque en la naturaleza, donde la creatividad de cada niño tiene libertad para volar, todo puede convertirse en un juguete, y cada piedra, hoja o palito puede adquirir infinitas formas imaginarias” (texto extraido de Reevo.org)

Es por ello que uno de los varios reconocimientos que se le otorga a esta pedagogía es como fomenta el equilibrio y las habilidades psicomotrices, la creatividad y la autonomía. En este tipo de escuelas se ha observado la capacidad de los niños/as para colaborar entre ellos y para relacionarse desde chiquitines, y es que la naturaleza nos hace más cooperativos.

Solo en Alemania existen más de setecientas. Y sí, allí llueve mucho, nieva y hace muuuuuuuucho frio. Pero eso no es motivo para dejar de disfrutar del exterior. Al mal tiempo… ¡ropita adecuada! Es increíble que en España y en concreto en nuestras islas los niños salgan a la calle menos en los días de “mal tiempo” que en los países nórdicos. Y es que vamos a reconocerlo, caen 3 gotas y  nos quedamos en casa (no vaya a ser que se vayan a poner malos…) ¿O no? 😉

Me viene a la mente este artículo que me fascinó leer hace tiempo:

http://www.tierraenlasmanos.com/razones-para-jugar-afuera-cuando-llueve-o-hace-frio/

 

 

Nos despedimos y les deseamos un feliz sábado de verano lluvioso y ya saben… ¡Todos a la calle! 😉

Un abrazo, hablamos pronto :)

Edurne C.

PD:Nos ilusiona compartir nuestras vivencias e inspirar a otras escuelas. Si te apetece saber más sobre nuestra experiencia  estaremos encantados de compartir todos nuestros conocimientos y ayudarte a que disfrutes tanto como lo hacemos nosotros. No hay nada que nos haga sentirnos mejor que saber que podemos despertar nuevas iniciativas y que son más los niños y niñas que pueden beneficiarse de ello. Juntos, somos más :)

La naturaleza como Aula
Tagged on:                                                                                                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *